Recordaremos al personaje amado y especial de nuestra historia, Tai McGrell

Algunas veces hay historias que se vuelven parte de nuestra propia existencia y todo puede ser visto ante los ojos de una mirada única, la de ella Tai McGrell

En ninguna de las acciones que realizamos para cambiar las situaciones que nos rodean, lo hacemos solos, todo el tiempo que emprendemos una hazaña, una tarea monumental, un desgastante trabajo social, lo hacemos en comunidad. Vamos por la vida como soñadores, nos cautiva la idea de cambio, estrategia atrevida, de motivar con la imaginación, nos enorgullece que nos eligan para algo, pero no logramos nada si no lo compartimos y decidimos que es necesario valorarlo en unidad.

De eso se tratan la mayoría de las cosas que nos hacen crecer, de eso va aquello que nos motiva a ir más lejos; bueno existen los solitarios que no dan para compartir nada, los egoístas que encuentran siempre el lado oscuro de las cosas… La gente que no decide creer en sus sueños, porque se le han roto en el camino… Existe un campo minado de críticas en toda tarea elocuente, existe un sembrador de sueños en los momentos más pertinentes; ahí estamos en un instante que nos ha permitido la vida ser la mejor versión que nuestras limitaciones nos permiten, vamos cruzando densos valles de nubosos ventarrones, valiosas escenas de sonrisas compartidas y el maravilloso encanto de estar en el preciso instante cuando alguien nos ha dicho lo que siente y nos doblega, nos apasiona y nos inspira.

Ahí recordaremos al personaje amado y especial de nuestra historia, Tai McGrell al cobijo de la esperanza tomada de la mano de su compañero de vida que mira hacia la tierra desde la luna, inicia un trayecto para sorprender al mundo con sus ideas y buscar las manos y las mentes que entiendan de qué se trata todo lo que ha decidido que vale la pena salvar. no porque ella así lo cree sino porque entiende el valor de la vida sin importar el rincón del mundo o el universo donde ésta florece y esté dispuesta a dar la batalla por preservarse.

Autor: Ariadne Gallardo Figueroa

Escribir es una de las actividades creativas más fascinantes que existe, indagar lo caminos de diferentes versiones, encontrar motivos para acrecentar el cauce de un relato y motivar a la lectura, es una gran motivación para todo el que escribe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s